sábado, 3 de septiembre de 2011

Infinity: Caja de inicio nómades Bakunin Jurisdictional Command


Por fin me llegó la caja de inicio de Nómades de Infinity!, les cuento un poco que trae

Nomad Bakunin Jurisdictional Force Starter Pack

3x Nomad Moderators from Bakunin with combi rifle
1x Nomad Sin-Eater Observant with Mk 12
1x Nomad Reverend Moira with multi rifle
1x Nomad Zero with combi rifle and E/Mauler
























Este es el contenido de la caja, como ven las miniaturas tienen un detalle excelente, traen unas pocas rebarbas
pero salen fácil con un cutter. Los dejo con el transfondo de estas unidades, para ver más, si todavía no conocían este juego, como siempre les recomiendo se den una vuelta por la página oficial.

Moderadores


Los Moderadores son la unidad táctica policial de Bakunin. Los Moderadores proporcionan una fuerza de respuesta creíble a cualquier situación de crisis. Están designados para llevar a cabo misiones de seguridad militar, operaciones defensivas de combate, tareas de control de retaguardia y misiones antiterroristas. Son responsables de aumentar la seguridad de las instalaciones cuando la condición de amenaza se eleva por encima de la capacidad de las fuerzas de seguridad permanentes, y también de asegurar cualquier cargamento de Prioridad-1 de las naves atracadas en Bakunin.
Por su carácter de fuerza de seguridad y contrainsurgencia están más acostumbrados a enfrentarse a amenazas internas que externas. Sin embargo, la presión de la llamada Energía Social propia de Bakunin, así como la peculiaridad de sus habitantes, obliga al Cuerpo de Moderadores a poseer una flexibilidad táctica sorprendente, imprescindible en su trabajo. No es recomendable considerarlos un enemigo desdeñable. Durante los combates de la Fase de Equilibrio y del Entreacto Violento demostraron que pueden formar un duro y muy efectivo núcleo de resistencia.






Observantes Comepecados

Hay términos técnicos en los manuales de psiquiatría que podrían ser aplicados a los Observantes. Todos ellos son acertados. Al fin y al cabo ¿qué se puede esperar de los acólitos de una secta híbrida de tradiciones del cristianismo arcaico y el paganismo mediterráneo de la Antigüedad? En una secta matriarcal, la presencia masculina se tolera en función de dos términos: pragmatismo y expiación de la condición masculina. Los Observantes existen para sufrir, para purgar los pecados y errores de la Observancia y asegurar así que ésta permanece pura e incorruptible en la senda de la verdad del Cuchillo. Para ello, los Comepecados se someten a brutales y embriagadores rituales mistéricos de redención, éxtasis y dolor, cuya tradición se hunde en la noche de los tiempos. La piel de su espalda es una cartografía del sufrimiento. Sus cicatrices son numerosas y, en ciertos casos, horribles. Su cuerpo es un pergamino inscrito por el dolor y la violencia. Los Observantes sufren ceremonias secretas en las que activan los estigmas de sus implantes, y en los que los clavos santificados que recorren su columna son bendecidos con electroagua purificadora y ceniza nanotecnológica. En su peregrinaje hacia la comunión mística con la Señora de la Misericordia, asumen estoicamente cualquier suplicio que les imponga la Orden, porque son sus protectores: absorben sus pecados, custodian las ermitas de adoración, escoltan a las superioras más ancianas y cubren los temerarios avances de las Reverendas en combate. La fuerza de su fe y de su compromiso es absoluta. Son conscientes de que el Mal, ya sea ALEPH o su contrapartida alienígena, se está preparando. Que los enemigos a los que deben enfrentarse son siervos de la muerte y la desesperación, apóstoles de la anti-vida, cuyo objetivo es la esclavitud eterna del hombre y la destrucción de la voluntad humana. Saben que la Observancia es la primera y última línea de defensa verdadera contra estos engendros. Reconocen que su misión consagrada es enviar a sus adversarios a las profundidades de la oscuridad que mora más allá del Infierno. Los Observantes absorben los pecados del mundo para así poder devolvérselos al enemigo, multiplicados cien veces por la rabia y el fuego glorioso de la Santa Virgen del Cuchillo.











Reverendas Moira

Las Observantes de Santa María del Cuchillo, Nuestra Señora de la Misericordia, fueron una de las muchas escisiones de la Religión Católica tras la Gran Apostasía, el pacto con ALEPH, considerada un instrumento del Diablo. Las Observantes de campo son las conocidas como Reverendas Moiras. Las Reverendas son la élite de los comandos de choque de Bakunin. Son expertas en infoguerra, especializadas en combatir a ALEPH y a enemigos tecnológicamente superiores. Las Reverendas han cumplido con los Siete Rituales, llevando clavos santificados en la espalda como muestra de su lealtad y devoción. Al igual que aquellas que les dan nombre, las Reverendas Moiras nunca cejan en su terrible cólera antes de aplicar un amargo castigo a quienes han cometido un delito contra la verdadera Humanidad creyente.






Zero

Las unidades de batidores de Bakunin son especialistas en reconocimiento y sabotaje tras las líneas enemigas.
Su gran rapidez de movimiento y capacidad destructiva los hace sumamente efectivos en combate. Su estilo operativo consiste en acercarse con el mayor de los sigilos y atacar velozmente y sin compasión: para un Zero, en la guerra no existe el juego limpio…











En cuanto tenga alguna pintada voy subiendo las fotos!